Confesiones de un exabortista

Dr. Bernard Nathanson (1926-2011)

13-09-2021

Fuente: https://www.catholicnewsagency.com/resource/55401/an-ex-abortionist-speaks (traducción propia)

El Dr. Bernard Nathanson fue cofundador en 1969 de la National Abortion Rights Action League (Asociación Nacional para la Derogación de las Leyes de Aborto) – NARAL – más tarde renombrada como la National Abortion Rights Action League (Liga Nacional de Acción por el Derecho al Aborto). También fue el ex director del Centro de Salud Reproductiva y Sexual en Nueva York, entonces la clínica de aborto más grande del mundo. A fines de la década de 1970, se volvió contra el aborto para convertirse en un prominente defensor pro-vida, autor de “Abortion America” y produciendo el video poderosamente revelador, “The Silent Scream”.

Soy personalmente responsable de 75.000 abortos. Esto legitima mis referencias para hablarles con cierta autoridad sobre el tema. Fui uno de los fundadores de la National Association for the Repeal of the Abortion Laws (Asociación Nacional para la Derogación de las Leyes de Aborto) en los Estados Unidos en 1968. Una verdadera encuesta de opinión habría revelado que la mayoría de los estadounidenses estaban en contra del aborto permisivo. Sin embargo, en cinco años, habíamos convencido a la Corte Suprema para que emitiera la decisión que legalizó el aborto en todo Estados Unidos en 1973, cuyo resultado fue el aborto virtual a pedido hasta el nacimiento.

¿Cómo lo hicimos? Es importante entender las tácticas involucradas, porque estas tácticas se han utilizado en todo el mundo occidental de una forma u otra, con el fin de cambiar la ley del aborto.

La primera táctica clave fue persuadir a los medios de comunicación.

Persuadimos a los medios de comunicación de que la causa del aborto permisivo era una causa liberal ilustrada y avanzada. Sabiendo que, si se hiciera una encuesta real, estaríamos completamente derrotados, simplemente fabricamos resultados de encuestas ficticias. Le dijimos a los medios de comunicación que habíamos hecho encuestas y que el 60% de los estadounidenses estaban a favor del aborto permisivo. Esta es la táctica de las mentiras autocumplidas. Pocas personas quieren estar en la minoría.  

Hemos ganado suficiente simpatía para vender nuestro permisivo programa de aborto manipulando el número de abortos ilegales realizados cada año en los Estados Unidos. La cifra real se acercaba a 100.000, pero la cifra que dimos a los medios de comunicación varias veces fue de 1.000.000.  Al repetir la gran mentira con suficiente frecuencia, convencemos a la audiencia. El número de mujeres que murieron por abortos ilegales era de entre 200 y 250 por año. La cifra transmitida constantemente a los medios de comunicación fue de 10.000. Estos números falsos se arraigaron en la conciencia de los estadounidenses y convencieron a muchas personas de que deberíamos abolir la ley del aborto. Otro mito que transmitimos al público a través de los medios de comunicación fue que legalizar el aborto solo significaría que los abortos que tuvieron lugar ilegalmente se realizarían legalmente. De hecho, por supuesto, el aborto ahora se usa como un método muy importante de control de la natalidad en los Estados Unidos y el número anual de abortos ha aumentado en un 1500% desde la legalización.

La segunda táctica clave fue jugar la carta católica.

Hemos calumniado sistemáticamente a la Iglesia Católica y sus “ideas socialmente atrasadas” y hemos atacado a la jerarquía católica como malvada para oponerse al aborto. Este tema se ha repetido sin cesar. Hemos alimentado las mentiras de los medios de comunicación como “todos sabemos que la oposición al aborto proviene de la jerarquía y no de la mayoría de los católicos” y “las encuestas demuestran repetidamente que la mayoría de los católicos quieren una reforma de la ley del aborto”. Y los medios de comunicación han bombardeado al pueblo estadounidense con todo esto, persuadiéndolos de que cualquiera que se oponga al aborto permisivo debe estar bajo la influencia de la jerarquía católica y que los católicos a favor del aborto son iluminados y con visión de futuro. Una inferencia de esta táctica fue que no había grupos no católicos que se opusieran al aborto. El hecho de que otras religiones cristianas y no cristianas se opusieran (y todavía son) monolíticamente opuestas al aborto fue ocultado constantemente, al igual que los puntos de vista de los ateos pro-vida.

La tercera táctica clave fue la denigración y ocultación de toda la evidencia científica de que la vida comienza en la concepción.

A menudo me preguntan qué me hizo cambiar de opinión. ¿Cómo pasé de ser un destacado abortista a un defensor provida?  En 1973, me convertí en director de obstetricia en un gran hospital en la ciudad de Nueva York y tuve que establecer una unidad de investigación perinatal, justo al comienzo de una gran nueva tecnología que ahora usamos todos los días para estudiar el feto en el útero. Una táctica preferida a favor del aborto es insistir en que definir cuándo comienza la vida es imposible; que la cuestión es teológica, moral o filosófica, cualquier cosa menos científica. La fetalología hace innegablemente obvio que la vida comienza en la concepción y requiere todas las protecciones y garantías que cada uno de nosotros disfruta.

¿Por qué, se  preguntarán, algunos médicos estadounidenses, que están al tanto de los hallazgos de la fetalología, se desacreditan a sí mismos al realizar abortos? Aritmética simple: a $ 300.00 por vez, 1.55 millones de abortos significa una industria que genera $ 500,000,000 al año, la mayoría de los cuales van al bolsillo del médico que realiza el aborto. Está claro que el aborto permisivo es una destrucción deliberada de lo que es innegablemente una vida humana. Este es un acto inaceptable de violencia asesina. Hay que admitir que el embarazo no planificado es un dilema extremadamente difícil. Pero buscar su solución en un acto deliberado de destrucción es tirar a la basura la vasta inventiva del ingenio humano y dejar el bien común a la respuesta utilitarista clásica a los problemas sociales.

Como científico, no creo, pero sí sé, que la vida humana comienza en la concepción. Creo de todo corazón que hay una divinidad de la existencia que nos manda a declarar un alto definitivo e irreversible a este crimen infinitamente triste y vergonzoso contra la humanidad.

El Dr. Nathanson describe su propia evolución. Ella no está completa en el momento de su confesión. Escribió estas confesiones en su autobiografía: La mano de Dios, Bernard Nathanson, Ediciones Palabra, S.A. (Mayo 1 1997), ISBN-13: 978-8482397870.

Posteriormente, después de un largo viaje espiritual, se convirtió a la fe católica en 1996.

N. del E. La historia del Dr. Bernard Nathanson no es aislada. El 29 de marzo de 2019, la película “Unplanned” se estrenó en los Estados Unidos. A pesar de la oposición formal de gran parte de la industria cinematográfica y los medios de comunicación, disfrutó de un gran éxito en todos los lugares donde pudo ser mostrado. La película cuenta la historia de la Sra. Abby Johnson, quien trabajó para Planned Parenthood durante ocho años e incluso se convirtió en directora de una gran clínica de aborto de esta organización. Después de ver el ultrasonido de un aborto, rompió su contrato y se volvió activa en el movimiento provida estadounidense. En 2012, dejó la Iglesia Episcopal liberal y, junto con su esposo, se convirtió al catolicismo.

Estos y otros testimonios pintan una imagen de la propaganda mendaz difundida por los medios de comunicación. Muestra cuán fácilmente los medios supuestamente confiables dejan de lado sus principios en términos de objetividad y actitud crítica, si no están en línea con sus objetivos ideológicos. Estas confesiones nos dan una buena idea de cómo funciona el “ARM” (Ateísmo/Racionalismo/Materialismo) en todo el mundo y a lo que debe sus éxitos.

Geef een reactie

Vul je gegevens in of klik op een icoon om in te loggen.

WordPress.com logo

Je reageert onder je WordPress.com account. Log uit /  Bijwerken )

Google photo

Je reageert onder je Google account. Log uit /  Bijwerken )

Twitter-afbeelding

Je reageert onder je Twitter account. Log uit /  Bijwerken )

Facebook foto

Je reageert onder je Facebook account. Log uit /  Bijwerken )

Verbinden met %s